Blog

Entrenamiento durante el embarazo (Parte I)

Embarazo y entrenamiento, ¿que hay que tener en cuenta?

Al quedarte embarazada, no solo cambia tu forma de ver la vida, sino tu manera de entender tu cuerpo. Te vuelves más conectada con algunos aspectos importantes en tu vida, así como la forma de relacionarte con lo que te gusta y lo que no.
Cuando te gusta cocinar, pones mas importancia en los ingredientes, o si te gusta entrenar, buscas a alguien que que te de seguridad en esta etapa…

Por eso para muchas mujeres es importante tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de poner tu salud en manos de otra persona. ¡Menos mal que hay profesionales que nos pueden asesorar durante esta etapa de la vida!

Lo primero que hay que hacer antes de iniciar cualquier tipo de programa de ejercicio durante el embarazo, es consultar previamente al ginecólogo. Necesitamos su consentimiento y ponerlo en conocimiento al entrenador, así evaluaremos los posibles riesgos de complicaciones o contraindicaciones que os exponemos a continuación.

embarazo-contraindicacionesembarazo-relativoembarazo-ejercicio

 

 

 

 

 

 

Si no existen contraindicaciones absolutas (y según que relativas), podemos comenzar un programa de entrenamiento de fuerza adaptado a cada etapa del embarazo y a tu condición física de base.  El objetivo será mantener (o mejorar) el nivel físico dependiendo de la condición física de partida.

Hay mucha diferencia en el planteamiento de tu programa de entrenamiento. Diferenciamos:

  • No entrenabas previamente al embarazo.
  • Entrenabas regularmente antes del embarazo
  • Entrenabas regularmente antes del embarazo y tienes experiencia en entrenamiento de fuerza
  • Eres deportista de alto nivel o tu trabajo implica “movimiento” ( bailarines, profesionales del deporte)

En lo que a duración y resistencia se refiere, un parto es mucho mas que correr un maratón o incluso completar un ironman.

Si no se te ocurre presentarte sin entrenar a ninguna de estas pruebas: ¿porque vas a dejar de prepararte para el parto que desde ser mucho mas duro?

Nuestro cuerpo esta preparado para el embarazo y el alumbramiento. Cuanto más en forma estes durante los dos primeros trimestres, más llevadero será el ultimo, el parto y la posterior recuperación. Las mamás activas previamente al embarazo presentan un índice mucho menor en cuanto a problemas músculo-esqueléticos.

Debemos estar preparadas para las modificaciones musculares y estructurales

  • Aumento de volumen de vientre y pechos
  • Adelantamiento de centro de gravedad
  • Aumento de curvatura lumbar y dorsal
  • Pelvis más móvil,
  • Adelantamiento del eje de la cabeza
  • Cambio del apoyo de los pies “pies en garra” …

Todos estos cambios  se van a dar en nuestro cuerpo a la lo largo de todo el embarazo. Nuestro objetivo es conseguir una preparación o acondicionamiento de estos músculos y estructuras para soportar estas modificaciones sin provocar lesiones o desequilibrios.

Una valoración previa por parte de una entrenadora especializada es el inicio de un buen planteamiento de cara a tu “competición “.

Bienvenidas al Club de las mamás Deportistas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *