Blog

Método 5P y la recuperación postparto.

Los ejercicios Keggel, el RPG (recuperación postural global) o los hipopresivos son tres de las herramientas utilizadas en una recuperación postparto. En este post os explicaremos en qué consiste el nuevo método 5P y cómo dependiendo de la mujer y sus características individuales se diseñan los entrenamientos y sus progresiones.

Desde hace una década o quizás un poco más, la investigación en cuanto a ejercicio físico y mujer ha evolucionado mucho. Hay más investigaciones y más investigadores/as que se interesan en los métodos y herramientas que van más allá de la mejora del rendimiento.

Todas conocemos los beneficios del ejercicio en cada etapa de nuestra vida y como los ejercicios elegidos así como las dosis (cantidad, intensidad y “recuperación”) son fundamentales para conseguir los objetivos marcados; para ello ya sabemos que hay profesionales de este sector especializados en mujer.  

Método 5P

https://fisiomeditformacion.com/curso/metodo-5p-disfunciones-del-suelo-pelvico/Método 5P

Desde hace unos meses disfrutamos de una herramienta nueva y muy valiosa: el método 5P (reeducación perineal propioceptiva) con su material particular: el wood roller o tronco.

¿De qué se trata? Pues es, tal cual, medio tronco de madera en el que nos colocaremos de pie con las rodillas un poco flexionadas , una posición del apoyo de pie con los tobillos en dorsiflexión y buscando una elongación axial.

El pie tiene unos receptores que repercuten en una señal al sistema nervioso central produciendo una respuesta que activa la musculatura encargada de la posición del cuerpo en cuanto a la gravedad y genera reajustes positivos en dicha posición, activando la musculatura involuntaria de las paredes lumboabdominal y perineal. Además nos exige una óptima gestión de las presiones intraabdominales.

Pongámonos en contexto: si quiero ayudar a mi cuerpo a que se recupere tras el parto, tengo que tener en cuenta las variaciones que sufrió a nivel postural en el embarazo; por ejemplo: el cambio de la posición de la pelvis, la rotación externa a nivel de fémur, el adelantamiento del centro de gravedad por el aumento de la barriguita o la anteriorización de la cintura escapular (chepita) por el aumento de las mamas. Esto todo, y no solo el parto, repercute en el estado de la faja abdominal y a su vez en el suelo pélvico entre otras cosas.

En resumen:

Para una buena recuperación postparto es fundamental la recuperación postural que, unida con las herramientas que ya teníamos anteriormente nos permite dar variabilidad al entrenamiento, así como ajustar el mismo a las circunstancias de cada mujer y a su recuperación, teniendo en cuenta: su parto, la valoración de la fisioterapeuta obstétrica y como le están afectando las primeras semanas de maternidad a su estado de ánimo y descanso.

Recordaros que lo ideal para iniciar tu programa de recuperación es primero pasar por una valoración de una fisioterapeuta obstétrica, cuidar tu alimentación y buscar un ratito para ti al día.

CUIDÁNDOTE , CUIDAS A TU BEBÉ

¡Bienvenida al club de las mamás deportistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *