Blog

Cómo hacer el 1km de carrera al mejor ritmo

Una de las pruebas físicas de las oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía es la carrera de los 1000 metros en pista. En este post os contamos qué hay que tener en cuenta para poder hacer el mejor tiempo posible y conseguir la mejor puntuación .

¿Qué tenemos que tener en cuenta?:

Son muchas las variables que entran en juego a la hora de comentar la importancia de la preparación de la prueba de 1 km, entre ellas toma un carácter muy importante la variable psicológica. Esta abarca el reconocimiento de las propias capacidades, la dosificación durante la prueba y el saber cómo afrontar dicha distancia el día señalado.

Para poder lograr un mapa -propio- de capacidad y autogestión de capacidades físicas debemos entrenar de manera adecuada, y realizar diferentes pruebas de campo (la prueba en pista, simulando el día de la prueba y replicando los pasos a seguir) para poder ajustar lo máximo posible nuestras capacidades a una estrategia valida que nos permita rendir al máximo, lo que se traduce en realizar el km en el menor tiempo posible.

¿Qué podemos hacer?

Preguntas como: ¿Qué debo hacer, salir a tope y tratar de aguantar todo lo posible o salir más suave e ir aumentando ritmo? ¿Mejor caliento trotando un poco o salgo en frío? ¿Es mejor realizar movilidad previa a la salida o salir directamente? ¿Debo beber antes de la prueba? ¿y comer? Todas estas cuestiones tienen que ser estudiadas y trabajadas previamente para no dejar nada a la improvisación el día de la oposición.

¿Cómo administrar las fuerzas?

Quizás la pregunta más importante es la primera: ¿Cómo administrar la carrera? Pues esta respuesta nos la va a dar en gran medida la experiencia, si bien es cierto que la ciencia nos dice que lo más aconsejable es tratar de mantener un ritmo desde el principio, y dejar una pequeña reserva para esprintar los últimos 150-200 metros, a la hora de competir entran en juego muchos otros factores, entre ellos el psicológico.

Se sabe que la forma anteriormente descrita es la mejor en cuanto a capacidad física, cada uno tiene una variable psicológica que le permitirá explotar esta estrategia al máximo, o por lo contrario tendrá que adoptar otras más agresivas o más conservadoras. La única forma que tenemos para comprobar esto es realizar la prueba probando las diferentes estrategias, medirnos y tratar de sacar un plan de carrera que más se adapte a nosotros y nos haga rendir a la máxima capacidad.

¿Calentar previamente si o no?

En cuanto al calentamiento previo a la carrera lo ideal es realizar un trabajo pequeño de movilidad, y realizar un trabajo aeróbico similar a la carrera (trote, skiping, multisaltos) que nos obliguen a subir un poco el pulso y a activar nuestro mecanismo aclarador de lactato, para tratar de no colapsar durante la carrera a nivel muscular.

Sin embargo esto nos es sencillo ya que el día de las pruebas no nos dejan mucho tiempo ni espacio para poder realizar un calentamiento en condiciones, pero si tenemos una rutina ya establecida y la realizamos pre carrera nos ayudará mucho a nivel de activación física y también mental para la carrera.

¿Debo comer y/o beber antes de la carrera?

En cuanto a la bebida debemos beber bien durante el día de las pruebas, sin pasarnos de líquidos, pero sin permitir al cuerpo tener sed. Una vez se acerca la prueba debemos reducir la ingesta de líquidos 2 horas antes pudiendo beber pequeños sorbos de agua o bebida isotónica, siendo como mucho el último trago al menos 30 minutos pre-carrera. Posterior a esto es recomendable no beber, para evitar posibles molestias intestinales y la aparición del temido flato, pero tratándose de una carrera corta, incluso en las 2 horas previas a la carrera si no bebemos no tendríamos ningún inconveniente.

En cuanto a la comida tenemos que pensar que la energía de la que dispondremos a la hora de realizar la prueba va a provenir de los alimentos de la cena del día anterior, por tanto el desayuno no cobra tanta importancia como se le presupone; lo ideal es realizar un desayuno normal, acorde a lo que solemos desayunar los días que entrenamos tratando, eso si, de evitar productos muy grasos o con grandes cantidades de azúcar. En cuanto a la cena lo ideal es hacer una pequeña carga de hidratos contando también con algo de proteína, pero sin excedernos, para poder descansar bien durante la noche y rendir al día siguiente.

RESUMEN

Tener una estrategia personalizada es clave para afrontar esta prueba con las mejores garantías.

Si estás opositando o pensando en hacer unas oposiciones que requieran pruebas físicas, el tiempo es un factor fundamental y tener un entrenador especialista en alto rendimiento que adapte e individualice tu entrenamiento es una baza muy importante para conseguir una buena nota. Optimiza tu tiempo y supera las pruebas físicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *