Blog

Divulgando la fuerza: Algo más que levantar grandes pesos. Parte I.

Hipertrofia y fuerza muscular

Entrenamiento de fuerza

Normalmente, cuando se le pregunta qué es el entrenamiento de fuerza a una persona que no se dedica al mundo del entrenamiento o que lo toca mas bien poco, ésta suele pensar en individuos gigantescos que levantan pesos desorbitados, y que además tienen unos músculos más grandes que su cabeza, o también en clásicos mitos como el “no pain, no gain” o “cuanto más peso, más músculo”.

No pain, more gain!

Otra de las respuestas típicas suele ser “es que no tengo tiempo, y solo puedo entrenar hasta morir un día, así que le pongo mucho peso”. Estas cosas hacen pensar que parte gran parte de la culpa ha sido nuestra por no acercar a todas las personas los fundamentos del entrenamiento en esta área, y este inmovilismo ha sido aprovechado por los que viven de aprovecharse. Afortunadamente, los grandes esfuerzos en divulgación científica y de rigor están mitigando el efecto de la propaganda y el consumismo agresivo del ejercicio, y parece que al fin muchos empiezan a entender y a hacer las cosas debidamente.

Así que pondremos nuestro pequeñito grano de arena para contribuir a la causa.

Para empezar, lo que hay que asumir es que el cuerpo es un todo, es decir, no podemos pensar en entrenar músculos de forma aislada, sino que debemos entrenar movimientos. Cuanto más eficientes sean dichos movimientos, mejor resultado obtendremos independientemente del objetivo que tengamos.

Por ejemplo, cuando pensamos en ganar masa muscular, no podemos ponernos a hacer press banca y poner mas peso en cada serie, ni tampoco sirve de mucho ponerse a hacer curl de bíceps con cargas altas. Todo este tipo de entrenamiento es totalmente ineficiente y no sirve para mucho.

Tiene mucho más sentido en cambio comenzar a aprender movimientos y a transmitir fuerzas desde las piernas hasta los brazos y viceversa, además de entrenar los músculos del “core” para evitar lesiones y resistir los errores que podamos cometer. Y desde ahí se comienza a construir la hipertrofia. También hemos conseguido ayudar a deportistas a mejorar sus marcas con apenas un entrenamiento a la semana.

Por otra parte, también se debe saber que el hecho de ganar mucha masa muscular es un objetivo entre muchos. Se puede entrenar la fuerza para mejorar la salud, prevenir lesiones en carrera, ser mas explosivo… y un larguísimo etc. Pero hay que tener claro que la fuerza es fundamental para la vida y hay que borrar de la cabeza falsos mitos como el “si hago pesas me voy a poner grande” (muy extendido en población femenina, que luego curiosamente son las que más padecen enfermedades degenerativas como la osteoporosis precisamente por no entrenar fuerza) o el “no necesito eso que ya voy a correr”.

Mas velocidad con el mismo peso

Por último, y como dato más importante, debemos entender que, externamente y desde un punto de vista práctico, la fuerza es la capacidad que tenemos de vencer una resistencia dada. En prácticamente todos los casos de la vida, incluyendo deportes (salvo alguna excepción), lo realmente importante es la VELOCIDAD con la que desplazamos esa resistencia (unas pesas, una piedra o nuestro propio cuerpo), no la resistencia en sí.

Es por ello que el entrenamiento de fuerza se orienta a mejorar dicha velocidad, y no a subir de pesos.

Todos estos conceptos son un punto de partida que nos van a aportar sentido y salud a cualquier entrenamiento que queramos realizar.

Si quieres conocer la fuerza prueba nuestro grupo de hipertrofia. Visita nuestra web

Por Noel Marchena, entrenador especialista en entrenamiento de fuerza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *